AHORRO EN CALEFACCIÓN


AHORRO EN CALEFACCIÓN

“REDUZCA EL COSTE DE SUS FACTURAS”

En Aeroman Energía le facilitamos los sistemas y tecnología para el ahorro de costes en calefacción.

Si eres usuario o propietario de una vivienda o local, tanto si la vivienda es individual, como si esta en un edificio donde las instalaciones son colectivas o centralizadas, puedes utilizar estas sencillas soluciones para ahorrar en tu factura de calefacción.

Solución para viviendas unifamiliares.

 

En general, la legislación española y europea obliga a contabilizar consumos en todas las instalaciones nuevas de calefacción y, antes del 31 de diciembre de 2016, todos los edificios deberán disponer de algún sistema de reparto de costes de calefacción.

 

MEDIDA DE ENERGÍA PARA CALEFACCIÓN

La medida de energía en las instalaciones de calefacción es el primer paso para conocer el consumo real  de nuestra vivienda o local. Una vez conocemos este dato, es mucho más sencillo saber qué hacer para controlar nuestro consumo.

Está comprobado, que la mayoría de los usuarios que conocen que hay un sistema de medida en su instalación de calefacción, cambian sus pautas de uso, prestando mayor atención al uso de la calefacción, consiguiéndose ahorros medios del 15%, solo por introducir esta medida, para las mismas horas de uso efectivo.

La medida en instalaciones individuales se realiza con un contador de energía térmica, que es un equipo similar al utilizado en las acometidas a las viviendas o edificios de la red de agua pública, pero que incorpora sondas para conocer la temperatura del fluido de nuestra calefacción. La medida la ofrecen en kWh térmicos.

La medida en instalaciones colectivas depende del tipo constructivo de la instalación de calefacción.

Instalaciones horizontales. En estas, las columnas verticales de calefacción, ascienden por patinillos comunes, repartiendo el calor a las instalaciones horizontales que distribuyen el calor en las viviendas. En estas, la medida se realiza como si fuera una instalación individual de calefacción, instalando un contador de energía térmica en la entrada de cada vivienda.

INSTALACION COLECTIVA DISEÑO ACTUALContador de energia para calefacción

 

 

Instalaciones verticales. En este tipo de instalación, muy extendida en edificios antiguos, las columnas de calefacción ascienden por el edificio atravesando las viviendas verticalmente y conectado a los radiadores de una vivienda con otra, en todo el trazado de la tubería, desde el bajo hasta la última planta. En este tipo de instalación, dado que el flujo de calefacción es el mismo en todas las viviendas, solo se pueden utilizar los Repartidores de Costes de Calefacción, que son equipos (calorímetros), que se instalan en cada radiador, registrando el calor que proporciona y enviando esta información por medio de un sistema inalámbrico a otros equipos, que la recogen y las agrupan por viviendas, teniendo como resultado una medida individual del consumo de cada vivienda.

INSTALACION COLECTIVA DISEÑO ANTIGUO

REPARTIDOR DE COSTES DE CALEFACCION

 

 

REGULACIÓN DE LAS INSTALACIONES DE CALEFACCIÓN

La regulación es el método esencial para controlar el consumo. La regulación de temperatura es a la calefacción lo que el acelerador a un vehículo. Cuanto más aceleramos, más consumimos. Cuanto mayor es la temperatura, más pagamos.

Con las calefacciones individuales, se tiene un cierto control, ya que todas están dotadas al menos con un termostato, lo que permite regular de alguna forma, mejor o peor, la temperatura interior.

Lo ideal sería poder regular cada estancia en función de su uso, lo que nos daría que en cada estancia tendríamos temperaturas y horarios diferentes.

El sistema más utilizado es el cabezal termostático, de los cuales hay diferentes calidades, destacando los de sensor líquido, frente a otros, por su capacidad para mantener la regulación en el tiempo.

Cabezal termostatico

Con las calefacciones colectivas antiguas, el problema es mucho mayor, pues el método de regulación más utilizado es el apagado-encendido de la caldera central, utilizando como método de regulación común la reducción de horas de encendido, y a nivel de viviendas diversas técnicas populares, tales como la apertura de ventanas, vestir con prendas veraniegas, …. prácticas que se traducen en un elevado consumo.

Las soluciones para regular, pasan por instalar en cada radiador que se quiera controlar, un dispositivo que lo controle, siendo como en las instalaciones individuales, los cabezales termostáticos el único sistema de regulación usado.

El problema de la regulación por cabezales termostáticos, es que el usuario se suele olvidar de ellos, dejándolos en una posición fija, lo cual se traduce o bien en una pérdida de confort o en mayor consumo.

La solución son los controladores electrónicos de radiador, que permiten programar a cada radiador un horario y temperatura, para conseguir de una forma muy eficiente, mantener la temperatura deseada en cada habitación.

Con estos dispositivos, se pueden conseguir ahorros hasta del 40%, siendo aplicables a cualquier instalación de radiadores, pues sustituyen a los cabezales termostáticos convencionales.

Así se pueden utilizar en viviendas individuales o colectivas, oficinas, aulas, etc.

Además, el sistema EVOHOME de Honeywell, permite controlar estos equipos de una forma coordinada, permitiendo su control desde cualquier terminal con acceso a internet.

Pack Evohome